estrena.es.

estrena.es.

Siempre el mismo día

Siempre el mismo día

La moda y el cine: una relación estrecha

La moda y el cine siempre han estado muy relacionados. Desde los inicios de la industria cinematográfica, los diseñadores de moda han colaborado en la creación de vestuario para películas, estableciendo así una estrecha relación entre ambos mundos. Por otro lado, muchas películas han influenciado la moda, creando tendencias que han marcado épocas.

Siempre el mismo día: una historia de amor y moda

Una de las películas que ha dejado huella en la moda es "Siempre el mismo día", basada en la novela del mismo nombre de David Nicholls. Esta historia de amor y desamor cuenta la vida de Emma y Dexter, dos amigos que se conocen en la universidad y se reencuentran cada año el 15 de julio durante veinte años. A través de estos encuentros anuales, podemos ver la evolución de sus vidas y de la moda en cada época.

La moda en los años 80

La primera vez que vemos a Emma y Dexter en la película es en 1988. La moda de los ochenta se caracterizó por los excesos: pantalones de talle alto y pierna ancha, hombreras, colores neón, pelo cardado y accesorios grandes y llamativos. Emma lleva un vestido corto y entallado con hombreras, pendientes grandes y zapatos de tacón alto. Dexter, por otro lado, lleva un traje con chaqueta y pantalón de diferentes colores.

Los años 90: minimalismo y grunge

En 1992, Emma y Dexter se reencuentran en un bar en Edimburgo. En esta época, la moda se alejó de los excesos de los 80 y se centró en el minimalismo. Los colores neutros, las líneas rectas y los tejidos naturales eran tendencia. Por otro lado, el grunge también hizo acto de presencia, con chaquetas de cuero, camisas de franela y botas militares. Emma lleva en esta escena una camisa de cuadros y un jersey de lana, mientras que Dexter viste una chaqueta de cuero y una camiseta de rayas.

Los años 2000: moda urbana y glamour

Cuando Emma y Dexter se encuentran en París en 2004, la moda había evolucionado hacia un estilo más urbano. Los pantalones vaqueros, las zapatillas y las camisetas de banda eran tendencia. Por otro lado, también se vivió un resurgimiento de los años 70, con estampados florales y pantalones acampanados. En la película, Emma viste unos pantalones vaqueros y una camiseta con estampado de leopardo, mientras que Dexter lleva una camisa blanca y unos pantalones de vestir.

Los años 2010: la moda sostenible

En la última escena de "Siempre el mismo día", Emma y Dexter se reencuentran en 2024. En esta época, la moda sostenible se había convertido en una necesidad. Las prendas de segunda mano, la moda ética y los tejidos naturales eran cada vez más populares. Emma viste un vestido vintage y unas botas de cuero, mientras que Dexter lleva un traje de lino.

Conclusiones

La moda siempre ha estado presente en el cine y ha sido capaz de influir en él. Películas como "Siempre el mismo día" han sido capaces de capturar la evolución de la moda a lo largo de varias décadas y reflejarla en el vestuario de sus personajes. Además, esta película ha sido capaz de mostrar cómo la moda es un reflejo de la sociedad y de cómo evoluciona en función de los cambios culturales y sociales. La moda y el cine seguirán estando estrechamente relacionados en el futuro y seguirán influyéndose mutuamente.